DECLARACION PROGRAMÁTICA

CONGRESO EXTRAORDINARIO

PARTIDO COMUNISTA PERUANO (RECONSTITUIDO)

El Partido Comunista Peruano Reconstituido  PCP(rc) es el destacamento de vanguardia de la clase obrera peruana y su forma superior de organización. Tiene como fin llevar al triunfo la revolución socialista hasta alcanzar el comunismo. Su ideología es el marxismo leninismo.

  I

EL PERÚ:  PAÍS DEPENDIENTE

1.      El Perú es un país dependiente  oprimido por el imperialismo, predominando en su economía las relaciones de producciones capitalistas, históricamente deformadas y frenadas por la dominación del gran capital monopolista extranjero, principalmente norteamericano, que tuvo en el latifundio terrateniente a su mejor aliado en un pasado no lejano, hasta  la  reforma agraria  del régimen de Velasco Alvarado. Esta reforma  erradicó el latifundio y la servidumbre, pero aún  quedan  rezagos precapitalistas en el campo peruano. De aquí que, en la actualidad, la revolución peruana  siga teniendo un carácter  agrario antiimperialista, de liberación nacional y social.

2.      El comercio exterior, la deuda externa y las inversiones directas  son las tres formas principales de  la penetración económica imperialista en el país. A   través de estas, el imperialismo norteamericano desplazó, en nuestro país, al imperialismo inglés desde  los años de la Primera Guerra Mundial, teniendo en la actualidad un predominio indiscutible frente al imperialismo japonés  y europeo. A esta rapaz penetración imperialista van unidos los objetivos estratégico-militares e ideológicos de la política exterior norteamericana en nuestro país y en toda la América Latina, cuyo propósito no es otro que el de   sofocar  los movimientos de liberación nacional en su “patio trasero”. Salta a la vista también que el imperialismo norteamericano persigue fundar  un gran imperio mundial sin precedentes en la historia, convirtiendo al Perú y a los países latinoamericanos en su plaza de armas  y base de apoyo de sus preparativos militares con vistas a una Tercera Guerra Mundial.

3.      La penetración imperialista en nuestra economía acarrea nuestra subyugación política.  Para ubicar a nuestro país  dentro del conjunto de países explotados y  oprimidos por el imperialismo, es necesario  partir del análisis que hace Lenin en su  obra “El Imperialismo fase superior del capitalismo”, diferenciando a  las colonias, las semicolonias y los países dependientes Junto a las colonias, cuya dominación por el imperialismo  es directa, tanto en el aspecto económico como en el político, están las semicolonias que constituyen un “caso intermedio” de subyugación colonial, con una soberanía estatal cercenada por tratados impuestos por el imperialismo. Los países dependientes  son los que han conquistado su independencia política, pero la penetración y subyugación imperialista ha convertido esta  independencia en simplemente formal a causa de que  el Estado  ha  sido envuelto  en las redes de la dominación financiera y diplomática  del imperialismo.   

4.      En la actual etapa histórica del país, la contradicción principal que debe resolverse es la  que existe entre el imperialismo y sus aliados internos (la burguesía intermediaria y las fuerzas reaccionarias pro- imperialistas), y de  otra parte  la clase obrera, los campesinos pobres y medios, las capas medias de la ciudad, la burguesía nacional no ligada al imperialismo (burguesía media). Esta es la contradicción determinante, la que define tanto el carácter  del país como  de la revolución peruana. Esto nos permite precisar sus objetivos, sus fuerzas motrices  y quienes son sus enemigos.

  II

LA REVOLUCION PERUANA

1.           Tiene vigencia la teoría leninista sobre la transformación de la revolución  democrática en revolución socialista. LA IDEA DE LA HEGEMONÍA DEL PROLETARIADO EN LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA ES CUESTIÓN FUNDAMENTAL EN EL  LENINISMO. En  el curso y fragor de  la lucha política la clase obrera y sus distintos destacamentos toman conciencia de sus fuerzas, acumulan experiencia y hábitos de dirección de las masas, para conquistar el poder político y ponerlo al servicio de los explotados. Es el proceso de  la revolución democrática, el que educa a  la clase obrera  y le permite adquirir la suficiente experiencia para llevar adelante la transformación socialista de la sociedad.  Los aliados de la clase obrera en la revolución democrática  forman un solo bloque con ella, y  aceptan su dirección.

2.           La contradicción  principal del país, solo puede  resolverse mediante  la revolución democrático-popular, agraria antiimperialista,  primera etapa del proceso revolucionario que  culmina en el socialismo. Esta primera etapa  debe cumplir  las tareas  agrarias que no han sido resuelta  en la reforma agraria  del régimen de Velasco Alvarado y, además, las tareas antiimperialistas  igualmente no resueltas.  Es una revolución  cuyos objetivos no son aún socialistas y en este sentido, todavía  se encuentra en un marco democrático burgués, Sin embargo, solo puede ser realizada por las amplias masas populares, bajo la dirección de la clase obrera políticamente organizada, garantizando en esta forma la perspectiva socialista.

3.           Es de fundamental importancia señalar que, aunque la revolución democrática antiimperialista no se plantea objetivos  socialistas, es imposible su total victoria sin la dictadura de las  masas  populares  dirigidas por la clase obrera. Ellas  están formadas  por el proletariado junto con millones de pobres de la ciudad y el campo. Son estas masas  las que  ocupan las posiciones más avanzadas, garantizando  el paso ininterrumpido de la revolución democrática a la revolución socialista. Nuestra propia experiencia histórica enseña que las revoluciones democrático burguesas que se llevan a cabo bajo la dirección de la burguesía,  cumplen sus tareas  a medias  y después entran en vacilaciones, dudas y retrocesos. No ocurre lo mismo cuando estas revoluciones están dirigidas por el proletariado, cuya hegemonía garantiza la marcha interrumpida de la revolución democrática hasta su transformación en revolución socialista.

4.           La hegemonía  del proletariado en la revolución democrática, exige del Partido  la aplicación de una  correcta política de frente único, con objeto de formar el gran bloque de fuerzas democráticas y antiimperialistas. La  contradicción principal que debemos resolver en la actual etapa histórica  es la que  pone al país frente al imperialismo,  principalmente norteamericano. En consecuencia,  el frente único debe aglutinar a todas las clases y fuerzas susceptibles de ser unidas  en un bloque  democrático- antiimperialista. La unidad obrera debe ser la base  de este  bloque democrático nacionalista, con posibilidades  reales de  crecimiento y consolidación a medida que se hace más  patente  y aguda  la contradicción entre un puñado de  transnacionales y la inmensa mayoría de la población del país. La política del Partido se propone el establecimiento de la unidad de acción  con todas las fuerzas nacionalistas y democráticas, para dar comienzo a la constitución del frente único. Para lograrlo, se propone ir a todas las organizaciones de masas con el fin de  impulsar las luchas cuyo objetivo son las reivindicaciones democráticas generales  y los intereses materiales de los trabajadores. Una vez conseguida la unidad de acción, el Partido se propone darle forma orgánica a fin de convertir el frente único en una fuerza poderosa, capaz de realizar acciones  concretas.

5.           El Partido  conquista su papel de vanguardia  de la clase obrera en el frente único, con su lucha activa,  consecuente  y abnegada. Sin la justeza de su línea política y sin  la capacidad  necesaria para orientarse  en una situación política determinada y lanzar consignas políticas acertadas, el Partido no puede  dirigir un bloque democrático. Sin embargo, el Partido nunca recurre al método burocrático del ordeno y mando, aunque tenga mayoría. No impone sus decisiones sino que busca la unanimidad con perseverancia, hasta convencer  a  las fuerzas aliadas, cuyos intereses legítimos  tiene en cuenta. Sin embargo,  el Partido no renuncia  a su derecho de crítica a las vacilaciones, desviaciones, deslealtades e inconsecuencias  en que puedan incurrir sus aliados. Tampoco hace concesiones ni tiene debilidades frente a enemigos infiltrados en el frente único. Esta es la política  de unidad y lucha  que el Partido practica en el frente único.

6.           A la contradicción entre el imperialismo norteamericano y el Perú como  nación, debemos agregar  la contradicción  entre el proletariado y la burguesía, las que  contraponen a las diversas capas de la burguesía urbana y rural con las masas trabajadoras de la ciudad y el campo y las que  enfrentan a  la nación criolla con las nacionalidades quechua y aymara. Durante los últimos años esta contradicción se ha agudizado, especialmente en los departamentos del Sur del país. Sin embargo, es la contradicción entre el proletariado y la burguesía la que  se profundiza notoriamente, como consecuencia de la desregulación laboral impuesta por la globalización neoliberal  y el desarrollo de las relaciones capitalistas de producción en el país. El grado que vienen alcanzando estas contradicciones otorga a lucha contra el  imperialismo y la gran burguesía intermediaria, una amplia base social, soporte  del gran frente  democrático  de liberación nacional y social, cuya formación se ha convertido en un imperativo histórico.

  III

LINEAMIENTOS  PROGRAMATICOS

1.      Tomada en su conjunto la revolución peruana cumplirá dos etapas: la etapa de la evolución democrática y la etapa de la revolución socialista. Entre estas dos etapas no habrá  un período de dominio de la burguesía. La primera se convertirá en la segunda a través de un proceso ininterumpido. Impulsar  hasta el fin la revolución democrática  hasta llevarla a  la etapa socialista, cuando todas las condiciones lo permitan, es la gran tarea histórica del Partido Comunista Peruano(rc). Esas condiciones  objetivas  son las siguientes:

a)     En el plano mundial el sistema capitalista se encuentra maduro para que un proceso revolucionario democrático pase al socialismo. En consecuencia, el atraso de los países del denominado “tercer mundo”, no constituye un obstáculo insalvable para que, una vez que  triunfe la evolución democrática,  pase  sin interrupción a la revolución socialista.

b)     La misma  dominación imperialista ha determinado que en los países  coloniales y dependientes desarrolle un proletariado más o menos numeroso, base social de partidos revolucionarios. Este es el caso del Perú, cuyo proletariado es el soporte de un vigoroso movimiento sindical y la existencia de diversos movimientos  políticos de izquierda.

c)     El estrecho vínculo que existe  entre el imperialismo, la burguesía intermediaria  y los  restos de la oligarquía terrateniente, conduce necesariamente a que la revolución democrática popular busque vinculaciones con los países  que continúan la construcción del socialismo: Cuba, Corea del Norte y Viet Nam. Busque también  relaciones tanto con los movimientos patrióticos, nacionalista antiimperialistas, el movimiento obrero internacional y los partidos  revolucionarios del proletariado en todo el mundo.

2.      Las grandes luchas de las masas populares  de la ciudad y el campo, constituyen el rasgo principal del movimiento democrático del país en la actualidad. Constituye un  hecho objetivo, la participación cada vez mayor de  las  masas urbanas en las grandes luchas populares, como consecuencia  tanto del desarrollo de las relaciones de producción capitalista como  del rápido crecimiento de la población en las ciudades. En la actualidad  el campesinado constituye menos del 30% de la población del  país y, en consecuencia,  son las masas populares  urbanas  las que forman la fuerza principal del proceso revolucionario peruano.

3.      El carácter agudo de las contradicciones del Perú como nación  con el imperialismo y sus aliados internos de un lado, y el proletariado, los campesinos medios y pobres, las capas urbanas empobrecidas, etc., de otro lado,  determinan que el proceso revolucionario no pueda realizarse  por cauces pacíficos, sin enfrentamientos violentos  entre las clases y las fuerzas opuestas. Conforme madure en el país una situación revolucionaria, será inevitable  el uso de la violencia revolucionaria  como único medio de tomar el poder, ante la feroz  y desesperada resistencia que ofrecerán  las fuerzas  reaccionarias  apoyadas  por el imperialismo, no estando descartada la intervención directa  del gendarme internacional de los pueblos: el imperialismo norteamericano.

IV

  OBJETIVOS  PRINCIPALES

1.      La revolución democrática nacional triunfante  instaurará un nuevo poder político  y   realizará  una transformación radical de la actual estructura  económica del país. Hasta hoy, con excepción del régimen de Velasco Alvarado, el Estado peruano ha representado y  defendido los intereses de las clases explotadoras: terratenientes, burguesía intermediaria y su amo extranjero: el imperialismo norteamericano. La revolución democrática nacional peruana, que es parte del movimiento de liberación nacional y social mundial y de la revolución socialista internacional, constituirá un viraje radical de  ese sombrío pasado

2.      El poder estatal y el régimen político serán totalmente nuevos Las posiciones dirigentes en él estarán en manos de la clase obrera, el campesinado, las capas medias de la ciudad  y el sector nacionalista de la burguesía nacional. El poder democrático revolucionario adoptará la República como forma de Estado, en la que se aplicará el principio del centralismo democrático.

3.      Se tomará todas las medidas necesarias para prestar ayuda a las comunidades campesinas, a los pequeños campesinos y a los campesinos sin tierra, estimulando la formación de grandes cooperativas agrarias dotadas de tecnología moderna  y poniendo fin a todo rezago feudal en el agro.

4.      Se confiscará y nacionalizará las grandes empresas y explotaciones monopolistas extranjeras y quedará nula la deuda extranjera  Se nacionalizará los bancos y las empresas de  la burguesía intermediaria. En general toda empresa de gran envergadura que sobrepase los límites de la capacidad de explotación de particulares, pasará a manos del Estado. Sin embargo, los bienes de la burguesía nacional no serán afectados. Esta será considerada  como fuerza auxiliar en la industrialización del país

5.      El comercio de importación y exportación será nacionalizado. Solo el Estado democrático nacional podrá importar los productos que las necesidades nacionales requieran, y exportará lo que estemos en condiciones de hacerlo. Se creará un organismo de  compra y distribución de artículos de consumo, con el fin de abaratar los precios e impedir la especulación con los artículos de primera necesidad. Se  suprimirán todos los impuestos y cargas fiscales que gravan el consumo y encarecen la vida.

6.      Se  pondrá en práctica  el principio de “a trabajo igual, salario igual”, sin distinción de sexo, edad, raza o nacionalidad. Se dictará una legislación social amplia y democrática para todos los trabajadores. En igual forma se garantizará  viviendas dignas; serán objeto protección los derechos  de la mujer, la madre y la infancia.

7.      Se garantizará vivienda digna a todo el pueblo. Se expropiará sin indemnización las grandes propiedades urbanas de los monopolios extranjeros y  de la burguesía intermediaria. Será elimina la especulación con la vivienda. Se pondrá en práctica un Plan de viviendas populares.

8.      Se hará realidad el principio de  que la salud es un derecho inalienable de toda persona, y será asegurada su prestación estatal, publica, gratuita, integral, igualitaria, eficiente y accesible sin discriminaciones.

9.      La educación  será reformada radicalmente en todos sus niveles a efecto de que armonice con las necesidades del desarrollo independiente del país, libre de la opresión imperialista y oligárquica. Tomada en su conjunto la cultura tendrá un  contenido popular y científico. Estará contra las concepciones y el pensamiento oscurantista de las clases que se oponen a la revolución democrático nacional antiimperialista.

10. Será aplicada  una política de desarrollo de la defensa nacional en base a  unas Fuerzas Armadas modernas  que tengan  el respaldo de  una movilización nacional y civil armada del pueblo, capacitándola para repeler  en forma contundente cualquier intento de agresión externa o subversión interna.

11. El Estado democrático popular orientará su política exterior de acuerdo  a los cinco (5) principios de coexistencia pacífica, promoviendo la solidaridad con todos los países que hayan emprendido un camino de liberación nacional y social. Promoverá  la unidad latinoamericana y de todo los países del denominado “Tercer Mundo”. Se opondrá a la política de agresión y guerra del imperialismo y exigirá  que sean anulados  todos los pactos lesivos  a la soberanía, dignidad  e intereses nacionales en general.

Tales son lineamientos programáticos generales del Partido Comunista Peruano(rc), cuyo cumplimiento será posible unificando a la inmensa mayoría del pueblo peruano en un solo FRENTE DEMOCRÁTICO DE LIBERACIÓN NACIONAL Y SOCIAL, para aislar y derrotar al puñado de reaccionario y su amo extranjero.

  V

PLATAFORMA INMEDIATA DE LUCHA

El Partido Comunista Reconstruido, desarrollará sus luchas en la etapa actual de acuerdo a la siguiente Plataforma Inmediata de Lucha:

1.      Reversión al Estado de todo lo  privatizado y fin de las privatizaciones.

2.      Incremento de los impuestos directos a los grandes patrimonios y rentas.

3.      Contra la corrupción pública y  contra la especulación en el comercio estimulada por los monopolios.

4.      Condenación de la deuda externa.

5.      Pleno empleo con estabilidad laboral e incremento de sueldos y salarios. Defensa  de los derechos de organización sindical, social y política  de todo el pueblo.

6.      Plan de vivienda  popular con financiamiento estatal.

7.      Defensa de la educación y la salud publicas

8.      Apoyo estatal a las comunidades campesinas y a los campesinos pobres

9.      Apoyo estatal a los pequeños y medianos productores de la ciudad y el campo.

10. Por el derecho de  la juventud estudiantil a participar en la toma de decisiones en los centros de enseñanza.

11. Contra toda forma de discriminación  por razones de sexo. Defensa de la dignidad de la mujer. Respeto a los derechos humanos.

12. Contra la globalización neoliberal en todas sus formas. Contra el ALCA y el TLC.

Esta es la Plataforma inmediata de lucha que el PCP(rc) defenderá e impulsará  hasta que se convierta en un programa mínimo de todo el pueblo peruano.

Lima, Julio del 2005

lang