"SOLO UN PARTIDO DIRIGIDO POR UNA TEORÍA DE VANGUARDIA, PUEDE CUMPLIR SU MISIÓN DE COMBATIENTE DE VANGUARDIA"
 
 
 

A CIEN AÑOS DEL GRAN OCTUBRE:
SIGNIFICADO y ENSEÑANZAS

En el Compendio de la Historia el Partido Comunista (b) de la URSS se dice textualmente una verdad incontrovertible:

“La historia del Partido bolchevique nos enseña, ante todo, que el triunfo de la revolución proletaria, el triunfo de la dictadura del proletariado es imposible sin un partido revolucionario del proletariado, libre de oportunismo, intransigente frente a los oportunistas y capituladores y revolucionario frente a la burguesía y al Poder de su Estado”.

El rol del Partido del proletariado

El proletariado ruso no hubiera podido cumplir su misión histórica si no tenía una dirección revolucionaria. Pero esta dirección solo puede darla un Partido proletario de nuevo tipo, construido de acuerdo a la doctrina leninista de edificación partidaria, “capaz de preparar al proletariado para los combates decisivos contra la burguesía y de organizar el triunfo de la revolución proletaria”.

El revisionismo contemporáneo, que se impuso en la inmensa mayoría de los Partidos comunistas del mundo después del XX Congreso del PCUS, los convirtió en partidos socialdemócratas, partidarios intransigentes de la “vía pacífica” o parlamentaria hacia la conquista del Poder del Estado. Con el pretexto de que el Campo socialista era más fuerte que el Campo capitalista imperialista, rechazaron las enseñanzas del Gran Octubre y siguieron la senda trajinada por la socialdemocracia internacional. Partidos de renegados que siguieron incondicionalmente a su Partido padre, a cambio de los “alimentos” que recibían.

El triunfo de la Gran Revolución de Octubre nos enseña que el Partido de los bolcheviques dirigidos por Lenin, pudo cumplir la hazaña histórica de la conquista del Poder, porque era poseedor de la ciencia marxista leninista, una guía infalible para la acción revolucionaria, en las condiciones más difíciles y complejas. Los bolcheviques pudieron conducir a las grandes masas a la toma del poder porque poseían la fuerza teórica invencible del marxismo leninismo. Esto quiere decir “QUE SOLO UN PARTIDO QUE POSEE LA TEORĶA MARXISTA LENINISTA PUEDE AVANZAR CON PASO FIRME Y CONDUCIR HACIA ADELANTE A LA CLASE OBRERA”.

El marxismo leninismo: una guía para la acción

Lenin y los bolcheviques nunca consideraron al marxismo leninismo como “un conjunto de dogmas, como un catecismo, como un símbolo de fe”, sino como lo que es, “la ciencia del desarrollo de la sociedad, la ciencia del movimiento obrero, la ciencia de la revolución proletaria, la ciencia de la edificación de la sociedad comunista”. Y por eso supieron desarrollarla y perfeccionarla de acuerdo a los nuevos acontecimientos y nuevas experiencias. Por eso supieron reemplazar tesis y conclusiones caducas por otras nuevas, con arreglo a los cambios surgidos en la realidad objetiva, teniendo presente que “EL MARXISMO LENINISMO NO ES UN DOGMA SINO UNA GUIA PARA LA ACCION”.

Una confirmación rotunda del leninismo

La Gran Revolución de Octubre confirmó en forma rotunda el carácter científico de la doctrina de Lenin sobre la transformación de la revolución democrático burguesa en revolución socialista, en países con rezagos feudales por no haber realizado una revolución para liquidarlos: una revolución burguesa o democrático burguesa. Esta confirmación práctica de la teoría leninista, constituye un serio leves y desmentido categórico a las especulaciones de Trotsky sobre una revolución puramente socialista, “obrera”, “sin etapas” y “permanente” en la Rusia de los zares.

El significado histórico de la Gran Revolución de Octubre es inmenso y universal. Constituyó un verdadero viraje desde la sociedad de clases, de explotación del hombre por el hombre, a la sociedad socialista, sin explotados ni explotadores. Nació un mundo nuevo, opuesto al viejo mundo de pobres y ricos, explotados y explotadores. Es cierto que esta nueva sociedad ha sufrido un revés con la restauración transitoria del capitalismo; pero su retorno es inevitable.

La Gran Revolución de Octubre emancipó a los pueblos oprimidos del inmenso imperio de zares y los puso en pie de lucha por la edificación de una nueva sociedad, la sociedad socialista. Esta Gran Revolución mostró a la clase obrera y a los pueblos de todo el mundo el camino de su liberación.

 
 
 
 
 

 

1